Expedientes > Navette Spatiale

Navette Spatiale --- Expedientes

traducido en BabelFish

< Mirage IV
Rafale >

Navette Spatiale

Navette Spatiale El STS (Space Transporte System, para sistema de transporte espacial), cuya NASA garantiza la aplicación, es el primer sistema de lanzamiento reutilizable que nunca haya sido realizado por el hombre. Los estudios relativas a este sistema, que se remontan a los años 1967-1968, consiguieron una reunión importante, celebrada en 1969, a la cual se examinó una treintena de estudios técnicos referentes a un cohete espacial. La primera configuración elegida para el futuro avión espacial americano se vinculaba con la de un hidroavión dotado con un velamen bajo y derecho. Cedió el lugar a un delta sin cola en 1970, pero de las restricciones presupuestarias obligaron los técnicos a reducir el tamaño del aparato. Los voluminosos tanques internos en los cuales debían almacenarse el hidrógeno y el oxígeno líquidos se eliminaron luego sustituidos por el tanque exterior. Dado que se abandonó los reactores anaerobios, la lanzadera Estar en órbita debía penetrar en la atmósfera terrestre y aterrizar sin sistema de propulsión, lo que hacía el planeador más pesado nunca realizado. Esta manera de proceder así como la eliminación de la cápsula de rescate destinada a la tripulación permitieron aumentar notablemente la carga comercial.

Navette Spatiale En el mes de enero de 1972, el Presidente Nixon aprobó el proyecto STS que, al ofrecer la posibilidad de multiplicar en importantes proporciones el número de misiones garantizadas por el mismo lanzador, permitía reducir de manera apreciable el coste de cada tonelada colocada en órbita. En medio de los años ochenta, dicho coste representaba la mitad del de un lanzador convencional, y, siempre que se lo sepa, el US Fuerza aérea pagaba el mismo precio que cualquier cliente civil de la NASA.

Mercados importantes habían pasado en 1972-1973, dado que se encargó Rockwell de la puesta a punto de la lanzadera estar en órbita, de Morton Thiokol de los motor- cohetes a polvo y Martin-Marietta de los tanques de hidrógeno y oxígeno líquidos. Cada motor- cohete a polvo tiene una longitud de 45,46 m, pesa 586.050 kg y proporciona un empuje de 1.497.000 kg. El conducto de este elemento es orientable con el fin de permitir un control de la trayectoria de vuelo durante la primera fase del lanzamiento. Los sistemas hidráulicos que encargan la orientación de cada conducto se conectan al sistema de pedidos de vuelo eléctricos por intermedio del piloto automático. Los motor- cohetes a polvo dejan de funcionar dos minutos después de la salida luego son expulsados por ocho motores de separación de 10.000 kgp (4 a antes y 4 a la parte). Amortiguaron en su caída por un paracaídas de estabilización luego por un paracaídas de frenado en tres elementos. Una vez recuperados en el océano, se reparan los motor- cohetes con el fin de poder reutilizarse para el TIR siguiente (su duración de vida se considera a una veintena de lanzamiento). El tanque de combustible contiene, por su parte, 617.775 kg de oxígeno líquido y 103.255 kg de hidrógeno líquido. Debido a la muy baja densidad de este último producto, el tanque de hidrógeno es más voluminoso que el en el cual se almacena el oxígeno. El conjunto completo, que perfectamente se aísla con el fin de evitar toda fuga, alcanza la masa total de 750.980 kg. Liberado a la altitud aproximada de 110 km, poco tiempo antes de la puesta en órbita, o sea 8 minutos después del lanzamiento, no es recuperable.

Los Navette Spatiale tres motor- cohetes que equipan la lanzadera, debidos a Rockwell Rocketdyne División, son abastecidos por el oxígeno y el hidrógeno líquidos procedente del tanque describe más arriba. Pueden controlarse directamente desde la cabina y pueden utilizarse durante cincuenta y cinco vuelos sucesivos. El empuje que proporcionan en el mar, es decir, en el momento del lanzamiento, es de 189.290 kg; alcanza 232.245 kg en el vacío espacial. Una de las principales características de estos motores es su muy alta presión de funcionamiento, que es de 3.190 kg/cm2 en la bomba a hidrógeno y de 1.475 kg/cm2 en la habitación de combustión. La realización de estas unidades constituyó una del principalespremière vez en la historia de la humanidad que se pedía tal potencia a un propulsor.

Por su parte, el cohete espacial Estar en órbita se presenta como un delta sin cola a las formas bastante agazapadas con bordes de ataque redondeados y superficies inferiores aplanadas. La célula fue realizada en parte por Grumman (por lo que se refiere a las alas) y por General Dynamics/Convair (para el fuselaje). Se trabajó a máquina en aleaciones de aluminio, dado que se dotó cada ala con dos alerones. Fairchild Republic puso a punto el estabilizador vertical que implica un timón de dirección del que los dos elementos sirven de aerofrenos cuando están abiertos. El espacio entre las alas y los alerones es carenado por los paneles de titanio e Inconel (aleaciones de neaux de titanio e Inconel (aleaciones de níquel) resistente muy a las altas temperaturas.

Navette Spatiale Se reviste Todo el resto de la célula, a excepción del parabrisas del puesto de control, de una protección térmica, en este caso de las tejas hechas para resistir a dificultades y a temperaturas importantes. Los bordes de ataque y la nariz de la lanzadera se trabajan a máquina en fibra de carbono con el fin de soportar temperaturas de 1.430 °C en el momento de la vuelta en la atmósfera.

El compartimento reservado a la tripulación consta de tres niveles. El nivel superior, el de la cabina de control, dispone de un doble pedido. El del medio incluye tres asientos, asientos, aseos, una cocina, de las bodegas a equipamientos electrónicas y la puerta apretada que conduce a la bodega a carga. En misión de rescate, los asientos pueden ser sustituidos por tres asientos suplementarios. Por último, el tercer nivel, más bajo, alberga el sistema de acondicionamiento de aire y el espacio necesario para el arreglo de los asuntos de la tripulación.

Navette Spatiale La lanzadera Estar en órbita se concibió para poner una carga de 29.485 kg sobre una órbita por 185 km de la Tierra, o una carga de 14.515 kg en órbita polar, o una carga de 11.340 kg por 500 km de altitud. La carga comercial, que puede muy diversificarse en función de las misiones conducidas, se almacena en una gran bodega central de 18,29 m de longitud de los cuales el diámetro alcanzado 4,57 el Sr. Este bodega está dotado con dos puertas en bocadillos de nido de abejas de grafito-epoxy, e implica un brazo manipulador a antes, sobre la izquierda (un segundo brazo puede establecerse a la derecha en caso de necesidad). Dicho brazo se equipa de una cámara de televisión. Se instalaron varias otras cámaras, incluidas el en colores, en la cabina de control, permitiendo el control de la carga.

En el espacio, Estarlo en órbita ofrece la posibilidad de ser controlada por un conjunto motor- cohetes de escaso empuje. A la parte de esta aeronave se encuentran dos subsistemas de maniobra orbital (OMS, para Orbital Manoeuvring Subsystem) de 2.720 kgp cada uno, utilizando combustibles y comburentes especiales. Sirven para colocar estarlo en órbita sobre altas órbitas. El subsistema de pedido consta de treinta y ocho motores de 395 kgp y de dos otro de 11 kgp, muy fabricados por Marquardt y quemando los mismos productos que la OMS. La generadora eléctrica es abastecida por los tres tanques de combustible en los cuales se almacenan oxígeno e hidrógeno líquidos. El sistema de pedidos de vuelo eléctricos de la lanzadera, que quadruplexé, fue realizado por la Honeywell.

Navette Spatiale El desarrollo del STS estuvo desde el principio el asunto de la NASA, dado que se efectuó los tiros desde el centro espacial Kennedy, situado al cabo Canaveral. En cuanto a los aterrizajes, se desarrollan a Edwards AFB, de ahí las lanzaderas se traen a la base Kennedy. La mayoría de las cargas llevadas un destino hasta ahora tenían específicamente civil, o para la propia NASA, o para organismos científicos o comerciales. Algunos de los vuelos de la lanzadera tuvieron un sentido más propiamente militar. El US Fuerza aérea construyó su propio centro de prueba a Vandenberg AFB, en California. Esta base se equipa para permitir tiros en altas órbitas y polares, para las misiones de vigilancia. Una de las superficies de prueba de Vandenberg, la que se sitúa más al sur, realizóse al principio para los tiros de cohetes Titán III. El complejo colocado el más al norte, por su parte, se reservaba a los tiros de Minuteman III.

Navette Spatiale Disponiendo de un sistema como el Space Transporte System, el US Fuerza aérea comenzó, inicialmente, por retirar del servicio sus lanzadores consumibles. En un discurso fundamental pronunciado en enero de 1985, el Presidente de los Estados Unidos, Ronald Reagan, se pronunció en favor de un aumento de los medios del Fuerza aérea en cuanto a STS y anunció la pro'xima evaluación de cohetes espaciales de nueva generación a las capacidades mucho más importantes. Hizo también saber que los Americanos iban a seguir empleando lanzadores consumibles, en particular, de los cohetes Titán 34D-7 y de los propulsores mucho más potentes, en el marco de la iniciativa de defensa estratégica.

Navette Spatiale Durante los recientes años, el programa del cohete espacial americano conoció numerosas vicisitudes. En enero de 1986, en efecto, la lanzadera Challenger se perdió, con siete astronautas a su bordo, en la explosión, poco después el principio del TIR, de los propulsores que la propulsaban hacia el espacio. La investigación realizada después de este grave accidente que traumatizó los Estados Unidos mostró numerosas deficiencias del sistema y algunas faltas o imprudencias de los fabricantes implicados en el programa. El retraso por los Americanos con relación a los Soviéticos en el curso al espacio, tras esta verdadera catástrofe, tanto más se cavó que los tiros de cohetes efectuados más tarde todos casi se equilibraron por fracasos. Fue necesario una reconsideración general y profunda del programa para que una nueva tentativa pudiera emprenderse en condiciones de seguridad máximas. Los Americanos debieron esperar, para llegar a tales resultados, cerca de mil de días. La lanzadera Discovery así pudo tomar el aire el 29 de septiembre de 1988 con para misión la puesta en órbita del satélite TDRSS-3. Esta primera misión, que salió bien perfectamente, se desarrolló de acuerdo con las previsiones. El mismo día dónde Discovery dejaba el suelo, el Secretario de Estado americano George Shultz firmaba un acuerdo con la NASA relativa a la estación espacial Freedom, que los Estados Unidos piensan establecer en un futuro más o menos próximo.


Hechas descubrir este lugar

©2000-2019 Olivier
Todos los derechos reservados
CNIL : 844304

174 messages dans le Livre d'or.
854 commentaires vidéos.
El máximo de usuarios simultáneamente conectados : 127 el 27 Septembre 2007 à 22:02:33
-- 17 invitados --

Version Mobile Tweeter Partagez moi sur Viadeo Partagez moi sur Facebook
FR EN DE IT SP PO NL